El paracetamol distorsiona las emociones

El paracetamol distorsiona las emociones

El paracetamol distorsiona las emociones

Uno de los analgésicos por excelencia es el paracetamol. Ya sea en su versión genérica o como compuesto en otros, está claro que es uno de los que más presencia tienen en el mercado y en los hogares de todo el mundo. Además, muchos llegan a abusar del fármaco y tomarlo como si fueran pastillas de goma, lo que a la larga cancela su efecto.

Fruto de este “dominio” de la farmacología, muchos han puesto el ojo de mira en el analgésico y han querido saber si, además de sus clara y probada acción analgésica, tiene efectos contrarios. Un estudio realizado en la Universidad de Ohio tomó a 82 y la dividió en dos grupos. El primer grupo tomó un gramo del analgésico y el otro la misma cantidad pero de placebo. A continuación se les mostraron 40 fotografías del Sistema Internacional de Imágenes Afectivas (una base de datos que contiene desde imágenes terribles de niños famélicos hasta bonitos animales pastando en prados) y tenían que puntuar según la impresión que les había causado y decir si consideraban que habían tenido una reacción emocional.

El grupo que había tomado paracetamol valoró las imágenes por debajo de los que habían tomado placebo, 5,85 frente a 6,75. También, los que habían tomado paracetamol dieron menos puntuación a las escenas de profunda tristeza y alegría.

El estudio se ha publicado en la revista ‘Psychological Science‘ y los autores dicen que estos resultados podrían demostrar que la ingesta del fármaco produce una alteración del sentido de magnitud y de la capacidad de las personas para evaluar los extremos de las emociones. De momento, a la luz de estos resultados, sólo falta averiguar porqué se produce esta alteración en la capacidad de las emociones de las personas que lo ingieren. Pero sigue siendo verídico que el paracetamol tiene un efecto analgésico a pesar de esta nueva averiguación, no cambia nada.

Sin Comentarios

Deja tu comentario