4 errores frecuentes al comprar una segunda casa

4 errores frecuentes al comprar una segunda casa

Cuando la economía lo permite, muchas personas optan por comprar una segunda casa en la que pasar las vacaciones y los puentes. Si nos decidimos por alquilarla para que se vaya pagando sola será mucho mejor inversión que si decidimos tenerla cerrada, ya que pueden aparecer ladrones u ocupas que nos hagan pasar un mal trago. Aquí os dejamos algunos errores que suele cometer la gente a la hora de buscar y comprar una segunda vivienda.

No conocer la zona.

Lógicamente, cuando nos planteamos adquirir una segunda casa la buscamos lejos de nuestra residencia habitual. Muchos se lanzan a comprar sin conocer su nuevo lugar, a la gente que allí vive o los pros y los contras de esa zona. Entablar conversación con algún vecino de la zona nos hará una idea y podremos sonsacarle información sobre todo lo que necesitemos saber del lugar.

Los costes de mantenimiento.

Piscina, jardín, etc. son elementos que todos queremos en nuestra casa de verano, pero debemos tener en cuenta que aunque no estemos allí, la casa genera unos gastos. La comunidad, los impuestos, el mantenimiento, etc. son cosas que hay que tener en cuenta a la hora de comprar y calcular si podremos asumirlos.

Plan de futuro.

Las familias jóvenes que no tienen hijos pueden decantarse por un sencillo apartamento de un dormitorio en el que pasar los fines de semana y vacaciones. Eso está bien pero puede que dentro de 3 o 4 años la familia aumente y ese piso tan pequeño ya no nos sirva.

Compromiso.

Con compromiso nos referimos a la zona. Está bien ir todos los años una semana al mismo hotel o a la misma playa, pero si compramos una casa o piso en una zona, esa será la zona que visitemos cada vez que tengamos unos días libres. Así que debemos asegurarnos de que tiene todo lo que necesitamos (playa, supermercados, zonas de ocio, etc.).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *