¿Es conveniente financiar tus compras diarias con una tarjeta de crédito?

Al planificar el presupuesto familiar, la compra de alimentos y el pago de los servicios esenciales es lo primero que tenemos en cuenta. Sin embargo, en el contexto actual en el que los precios de los productos están en aumento, es necesario ajustarse el cinturón y ahorrar incluso en los bienes de todos los días.

Por este motivo, elegir dónde hacer la compra es fundamental para hacer rendir más tu dinero. Lo que antes se resolvía en una simple visita a un supermercado cada semana, o en una única compra mensual, hoy es mejor distribuirla en distintas cadenas comerciales. Algunos establecimientos ofrecen los productos frescos, como la fruta, la verdura y las carnes al precio más conveniente, mientras que en otros se puede adquirir el resto al menor coste.

Si bien es una tarea tediosa, esas elecciones pueden marcar una diferencia cuando se trata de llegar más cómodamente a fin de mes. Pese a esto, reducir el peso de la compra puede no ser suficiente para proporcionar el respiro que tu economía necesita.

El coste de vida, cada vez más alto

El aumento en el precio de los alimentos se suma al resto de los gastos que debes afrontar en forma periódica todos los meses. El coste de los alquileres es uno de ellos, ha sufrido un incremento significativo este año.

También las facturas de luz han subido mucho durante el 2021, por motivos vinculados a la generación y la transición energética, por lo que tus costes base del mes han superado por mucho los niveles del año pasado. Es un golpe duro para quienes han logrado conservar o recuperar su empleo después de la crisis, ya que sus ingresos no han acompañado esta tendencia, pero aún peor para los parados, que no ven una salida a una situación apremiante.

Por esto, financiar las compras de bienes básicos puede ser una alternativa para aligerar la carga de gastos en la economía familiar. En este sentido, usar una tarjeta de crédito es una posibilidad práctica, ya que es un medio de pago aceptado la gran mayoría de los comercios.

Actualmente, es sencillo obtener las mejores tarjetas de crédito online y con mínimos requisitos. Postergar el pago de una gran compra o distribuir su coste durante un periodo más largo podría representar un alivio para el presupuesto de tu hogar.

¿Qué considerar a la hora de elegir una tarjeta de crédito?

El principal factor a tener en cuenta si quieres solicitar una tarjeta de crédito es el coste de las comisiones que fija la entidad bancaria emisora. Estos cargos se vinculan con el proceso de emisión de la tarjeta y también con su renovación anual. Además, algunos bancos pueden aplicar comisiones adicionales a las compras realizadas en comercios del extranjero o al retiro de dinero en cajeros automáticos fuera de España.

Si bien el valor de estas deducciones puede ser pequeño a nivel porcentual, sumado al final de un período puede ser un coste acumulado importante para tus cuentas. Puesto que el objetivo es lograr ahorrar el máximo posible en las compras del mes, agregar un nuevo gasto sería un paso atrás para alcanzarlo.

Un segundo punto relevante es la tasa de interés que se aplica a las compras financiadas con la tarjeta de crédito. Mientras mayor sea este valor, más alto será el precio que pagues con respecto al precio de lista de los productos. Por tanto, obtener una tarjeta de una compañía con las menores tasas te llevará a ahorrar mucho en la devolución mensual de tu crédito.

Finalmente, el límite de crédito es una variable fundamental. Cada banco establece un tope de financiación para cada cliente según su nivel de ingresos y su historial crediticio. Si bien el importe inicial podría ser bajo, podrás incrementarlo una vez que pruebes una solvencia adecuada y devuelvas los importes adeudados en el plazo estipulado.

Como contrapartida, debes tener en cuenta que endeudarte mensualmente para poder afrontar tus compras alimentarias no es una solución adecuada a largo plazo. Una tarjeta de crédito puede ayudarte, no obstante, a lograr hacer frente a tus obligaciones mientras ajustas tu nivel de gastos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies